Y ya que vas…

(inspirado en una charla con mi shifu, Leandro Martinaschi)

“Y ya que vas al almacén, ¿me traés unas aceitunas?.” Muchas veces, cuando hacemos algo, aprovechamos para hacer otra cosa que está cerca, o que es parecida. Es algo natural, ¿no? Pero pareciera que no lo llevamos a otros órdenes de la vida.

Diariamente se nos presentan estos “atajos”: posibilidades de ahorrarnos trabajo de hacer algo, o de que alguien, que de todas maneras va para algún lugar, nos lleve. ¿Sabemos verlos? No se trata de abusar de la confianza de nadie, sino de dar y recibir, de dejar que las cosas fluyan en lugar de acumularse. Si voy para el quiosco, pregunto: “¿alguien quiere que le traiga algo?”. De la misma manera, cuando viajo a otro país, puedo combinar con un amigo que veo muy poco y preguntarle: “¿querés que te lleve un libro? ¿o alguna bebida típica de acá?”. O el caso inverso: si de todas maneras mi amiga iba a ir a Capital, ¿qué problema hay en que me lleve?

Al fluir, puedo descansar en movimiento. Porque con mi favor genero ese descanso de la otra persona, y cuando yo descanse, la otra persona podrá hacer algo sin esfuerzo por mí.

taichichuan2

El kung fu nos enseña a seguir la fuerza del que ataca para defendernos. Desviarla, sin esfuerzo, para que ese golpe no sea efectivo. En taichi, en wushu, y otras artes, el fluir en movimiento es escencial: si una mano comienza a dibujar un arco, el cuerpo debe acompañar, seguir ese trazo en el aire para que no se rompa la armonía. Y ya que esa mano va, la acompaño con la otra para equilibrar, y con un paso, y doy vuelta el torso. Luego comenzará otra secuencia. Momentos de gran actividad y momentos de descanso se suceden, para no agotar en una sola secuencia la energía que tenemos en el cuerpo.

Fluir nos ahorra energía y tiempo. Cuando nos sobrecargamos de tareas sin descansar, no logramos nuestros objetivos sin enfermarnos. Coordinar las tareas en el tiempo, agrupar cosas parecidas para ahorrar viajes en auto, nos permite tener momentos de descanso. Coordinar tareas con otras personas, nos permite no sólo ser más efectivos, sino fortalecer vínculos entre nosotros, y establecer una red de ayuda mutua.

Va y vuelve. Y ya que va, hace, y ya que vuelve, descansa.

Fluir… Descansar en movimiento.

Anuncios

2 thoughts on “Y ya que vas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s