La creatividad en acción

A menudo cuando pensamos en algo creativo, lo asociamos a la imagen del genio, de un Leornardo Da Vinci, o de un Steve Jobs. De personajes que revolucionaron al mundo con sus inventos y que dejaron huellas en la historia. Sin embargo, si bien la inspiración nos tiene que encontrar trabajando, también debemos bajar nuestras expectativas y mitos sostenidos por nuestra sociedad y por nosotros mismos y comenzar a mirar este asunto de la innovación y la creatividad desde otra perspectiva.

En primer lugar, hay pocos seres humanos que pueden considerarse “genios”, de los que realizan “saltos cuánticos” de creatividad. Sin embargo, hay decenas de miles de personas que podemos ser innovadores. ¿Los segundos son menos creativos que los primeros? No necesariamente, aunque los innovadores sí tengan un alcance menor en relación a los genios.

Las personas innovadoras son curiosas y encontramos que muchos de ellos, son viajeros. mates creatividadUn caso típico, son los inmigrantes quienes pueden movilizar ideas que en su contexto de origen ya no son innovadoras en este momento histórico pero que al aplicarlas en otro país o región del mundo si lo son. Un ejemplo clásico es el mundo de la moda y como en las llamadas colecciones de otoño/invierno y primavera/verano se replican, en diferentes partes del mundo.

También son innovadores los que dan una respuesta nueva a un viejo problema. Un ejemplo de innovación en este sentido, es el nuevo mate siliconado y con un nuevo diseño, colocándose como una opción a la forma tradicional del mate de madera.

La creatividad viene a solucionar problemas, pero también a responder la pregunta: “¿por qué no hacerlo de otra manera?”. Elegir otro camino para ir al trabajo, hacer una comida con ingredientes diferentes, pesentar un producto de forma innovadora, también es uso de la creatividad.

La creatividad, incluso, viene en formatos más modestos, simplemente rompiendo la rutina, y nos previene de enfermedades del cerebro. ¿Han oído decir que de vez en cuando viene bien lavarse los dientes con la mano con la que no somos hábiles, o bien hacer sudokus? No es más que sacar las telarañas de nuestro pensamiento, usar caminos neuronales nuevos, mantener “en forma” nuestra habilidad cerebral. Las rutinas son necesarias, pero romper el hábito de vez en cuando viene muy bien.

Y vos, ¿de qué manera usas la creatividad?

Palabras clave: creatividad, acción, innovación

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s